A las puertas del Suministro Inmediato de Información (SII)

09/06/2017 - 10:33

Nos encontramos en la antesala de la entrada en vigor del sistema de suministro inmediato de información, o SII, que actualmente se encontraba en fase experimental, y que dará comienzo de forma obligatoria para ciertas empresas, el próximo 1 de julio, pero:

¿En qué consiste este nuevo sistema?

Pues básicamente constituye un canal mediante el cual hemos de informar a la Administración de manera inmediata de toda nuestra facturación.

¿Quiénes son los obligados a acogerse a este sistema?

Será de obligada adopción por parte de:

  • Inscritos en el REDEME (Registro de Devolución Mensual).
  • Grandes empresas (más de 6 millones de cifra de facturación).
  • Grandes entidades
  • Quien, sin encontrarse dentro de los anteriores grupos, opte por su inclusión (presentando modelo 036 durante el mes de noviembre del año anterior a aquel en que vaya a surtir efecto).

¿Por qué se instaura este sistema?

En palabras de la propia Administración, la tecnología actual permite instaurar este sistema, que busca mejorar el control tributario y asistir al contribuyente.

¿Mandaremos nuestras facturas?

No, este sistema se basa en el intercambio de ficheros XML, generados desde nuestro propio software de contabilidad, con ciertos datos de las facturas, y que serán remitidos a la Administración de manera telemática.

¿Cuáles son los plazos para informar?

Dependiendo del tipo de factura del que se trate distinguiremos entre:

> Facturas expedidas:

  • 4 días naturales desde la expedición de la factura.
  • 8 días naturales para facturas expedidas por el destinatario o por un tercero.
  • No obstante, deberá realizarse antes del día 16 del mes siguiente.

> Facturas recibidas:

  • 4 días naturales desde la fecha en que se produzca el registro contable de la factura, y siempre antes del día 16 del mes siguiente.

> Operaciones intracomunitarias:

  • 4 días naturales, desde el momento de la recepción de los bienes.

> Información sobre bienes de inversión:

  • Dentro del plazo de presentación del último periodo de liquidación del año (hasta el 30 de enero).

Hemos de añadir que a los plazos de 4 días naturales mencionados, sumaremos otros 4 días más hasta diciembre, sumando un total de 8 (para ayudar al acomodamiento de las empresas a este sistema), y hemos de excluir de esos días a los sábados, domingos y festivos nacionales.

¿Qué ventajas aporta al contribuyente este sistema?

  • Reducción de las obligaciones formales, suprimiendo la obligación de presentar los modelos 347, 340 y 390, así como la elaboración de los Libros Registros de IVA. Únicamente deben presentar las correspondientes autoliquidaciones del impuesto.
  • Obtención de “Datos Fiscales” ya que en la Sede electrónica dispondrá de un Libro Registro “declarado” y otro “contrastado” con la información de contraste procedente de terceros que pertenezcan al colectivo de este sistema o de la base de datos de la AEAT. Estos datos fiscales serán una útil herramienta de asistencia en la elaboración de la declaración, reduciendo errores y permitiendo una simplificación y una mayor seguridad jurídica.
  • Ampliación en diez días del plazo de presentación de las autoliquidaciones periódicas.
  • Reducción de los plazos de realización de las devoluciones, al disponer la AEAT de la información en tiempo casi real y de mayor información sobre las operaciones.
  • Reducción de los plazos de comprobación, por los mismos motivos anteriores.
  • Disminución de los requerimientos de información, ya que muchos de los requerimientos actuales tienen por objeto solicitar las facturas o datos contenidos en las mismas para comprobar determinadas operaciones.

Para ampliar información, la AEAT ha habilitado un portal informativo al cual remitimos.